La RFEF endurece los castigos por dudar de la honestidad los árbitros: multas de 3.000 a 18.000 euros y suspensiones

Cuéllar es expulsado por Mateu Lahoz

Utilizar expresiones como «ese árbitro nos ha robado», o «no interesa que ganemos», o el clásico «árbitro comprado» va a costar mucho más caro a partir de ahora. El Consejo Superior de Deportes ha aprobado la modificación del Código Disciplinario de la RFEF por el que se rigen todos los futbolistas, con la intención de proteger la honestidad y honor de los colegiados.

Según adelanta Iusport, la nueva normativa endurecerá los castigos a los futbolistas, entrenadores y miembros del cuerpo técnico (preparadores, utilleros, médicos, etc.) que se encuentren en los banquillos. Este nuevo régimen disciplinario se refiere únicamente a lo que ocurra fuera de los partidos y nunca durante los mismos, ya que se podía malinterpretar como castigable cualquier protesta en el mismo terreno de juego..

Fue el CSD quien pidió expresamente que se añadiese que los hechos sancionables debían producirse fuera del terreno de juego y especificando un lenguaje inapropiado o injurioso en entrevistas en medios de comunicación, ruedas de prensa, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *